AGOST   ALGUEÑA   ALICANTE   ASPE   BANYERES   BENEIXAMA   BIAR   CAMP DE MIRRA   CANYADA
   CASTALLA   CAUDETE   ELDA   IBI   MONFORTE DEL CID   MONOVAR   NOVELDA   DIPUTACION   ONIL
   PETRER   PINOSO   SALINAS   SAX   TIBI   VILLENA   YECLA   UNIVERSIDAD DE ALICANTE
 Clientes  Contacto    Noticias  Fotografías  Chat  Publicidad  Televisión por Internet
 Correo  Aviso Legal  Encuestas  Agendas Culturales  Página inicial  Envía tus fotos  Empleo  Compra-Venta
Búscador de Noticias

 Buscador Empresas

Texto a buscar
ÚLTIMOS COMENTARIOS
*Te recuerdo que vives en un comunidad con dos leng...
*Le han preguntado a Pedro Sanchez si sabe algo del...
*Lamentable el grupo socialista de Villena,su unico...
*Pedrosa,sabes que politicamente as caido en desgra...
*ME PARECE QUE EL ACTUAL AYUNTAMIENTO ESTA DANDO PA...
*Y dale con la plaza de toros!, ¿ no tenéis otro ar...
*maravillosa la noticia...
*Motivos personales, jajajaja...
*Me da la impresión que este ex-profesor, quiere en...
*Hace falta desfachatez para decir lo que dice. ¿De...
*Esta cadena ha hablado en valenciano hace muchos a...
*Esta cadena esta empezando hablar en Valenciano y ...
*La cara a pedazos se le tenia que caer a este Sr.p...
*Eso eso la carrera del pavo, aquí pan y circo como...
*A este hombrecillo mejor olvidarlo....
*Usted y su plaza de toros..........
*Miente y engaña, entonces los técnicos que había ...
*Subnormal profundo? Expresion desafortunada, por f...
*SALVADOR DEL PUEBLO. Mas vale que los 240.000 eur...
*Este Sr. está todavía en el Ayuntamiento? pues no ...
*La agricultura ecológica es una falacia, hoy no ex...
*PARA TERMINAR DEBIÓ DECIR QUE FUE UNA PERDIDA DE T...
*"PODEMOS" podemos chupar del bote como el resto de...
*Qué lástima... Cuánta incultura derrochan algunos ...
*Con todo el respeto; ¿no os presentais a las elecc...
*otro polideportivo? ya cometieron el error de cons...
*Señor Pedrosa, cuando contraten a alguien, lo haga...
*Pero que mania con hacer deportes en la plaza de t...
*Estimado solicitante,   Te invitamos a la compa...
*Richar dinos de verdad cuanto le as pagao a tus ab...
*¿Has contemplado el gasto de facturas de estudiant...
*Sr. Molina su incompetencia es tan grande que hast...
*Este engominado me da risa,cuando habla de las cif...
*Pero este tio todavia sgue en el ayuntamiento. ¿N...
*que pena, deveres...
Buscar videoteca

Compra-Venta-Alquiler

OPTICALIA MURILLO

EL ALMACÉN

ALENDA GOLF

DOCE

DOCE

UNIVERSIDAD DE ALICANTE

GIMENEZ GANGA

EL ALMACÉN

FERRI

ABBASIES

OPTICALIA MURILLO

UNIVERSIDAD DE ALICANTE

DOCE

DOCE

ALENDA GOLF

GIMENEZ GANGA
Sax

EL ACTO DEL PREDICADOR EN SAX: ORIGEN Y EVOLUCION

Vicente Vázquez Hernández
Asesor Histórico de la Mayordomía de San Blas

El “Acto del Predicador” es uno de los más antiguos y entrañables de la Fiesta de Moros y Cristianos de Sax en honor de San Blas, acreditado desde el último tercio del siglo XIX, pero con antecedentes documentales en los predicadores de Cuaresma de los siglos XVI-XIX. Su carácter tradicional en las Fiestas de San Blas lo recoge el artículo 94 de los Estatutos de la Mayordomía de San Blas (Federación de Comparsas de Moros y Cristianos), al incluirlo entre los actos a celebrar el día 3 de febrero.
En la actualidad, las comparsas con todos sus festeros y los sargentos al frente, formados en el Colegio de las Hermanas Carmelitas, escoltan al sacerdote que va a predicar en la Misa Mayor, y lo acompañan, junto con autoridades y clero, hasta la Iglesia Parroquial, donde festeras y capitanas realizan una ofrenda floral al Patrón antes de comenzar la liturgia de la solemne Misa Mayor.
Se trata de un acto muy especial para todos los sajeños, quienes lo consideran uno de las más importantes y de mayor de entidad de las Fiestas, lleno de entrañables emociones por lo que supone de reafirmar la tradición, y define la idiosincrasia de un pueblo que desde hace siglos ha sabido aunar fiesta y devoción a San Blas, y en el que se pretende enaltecer y dignificar con las mejores galas a quien nos visita para honrar y alabar al Patrón, figura a la que el Maestro Villar, D. Miguel Villar González, reconocido compositor de música festera, le dedicó un pasodoble, titulado El Predicador.
Por celebrarse siempre a tan temprana hora, las diez de la mañana, todavía son muy pocos los visitantes, por lo que se trata de un acto casi exclusivo para el disfrute y participación de los sajeños, que se vuelcan en el mismo, llenando calles y plazas con su presencia.
¿Cuál es el fundamento de este peculiar acto? Según el Catecismo de la Iglesia Católica, edición de 1992, nº 2033, el magisterio de los pastores de la Iglesia en materia moral se ejerce ordinariamente en la catequesis y en la predicación, con la ayuda de las obras de los teólogos y de los autores espirituales. Es la predicación “la dispensación legítima de la palabra de Dios”, o sea: la enseñanza oral, dispensada al pueblo por los ministros legítimos, de las verdades y preceptos de fe y moral y de los medios o reglas para seguirlas y cumplirlos.
El Concilio de Trento (1545-1563) recopiló y completó la legislación sobre la materia en sus Decretos de reforma. El promulgado en la sesión V estableció la predicación como el principal ministerio de los obispos, permitiéndoles cuando estuvieren legítimamente impedidos escoger personas hábiles para que lo desempeñen con fruto, e imponiendo severa pena a los que lo omitiesen; igual obligación impuso a los arciprestes, curas y demás rectores de iglesias, a lo menos en los domingos y festividades solemnes.
Los curas parroquiales eran las personas indicadas para realizar la tarea semanal de impartir la predicación de los domingos; pero en las grandes festividades, la Cuaresma, o en las fiestas patronales, serán los frailes de las órdenes mendicantes –franciscanos y dominicos- los que gozaban de mayor aceptación entre los grupos de ciudadanos, por lo que serían llamados y “contratados” por el concejo o los gremios para que predicaran en las fiestas correspondientes.
Los predicadores utilizaban medios muy directos para dirigirse a sus distintos auditorios. El objetivo era, más que convencer, impresionar y conmover para obtener esa “conversión” que se materializará, no sólo en la confesión general y en la comunión, sino en las reconciliaciones, restituciones, fundaciones, ofrendas y obras piadosas.
Sobre a quién corresponde designar a los predicadores, dice el Concilio de Trento, supuesto que se trate de predicadores con licencia del Ordinario del lugar, que en principio el obispo en la diócesis y el párroco en su parroquia son los que deberían designarlos; pero se han introducido costumbres, inmemoriales algunas, que deben ser respetadas. En general, la costumbre quiere que designe al predicador el que lo sostenga o pague; y que si bien el obispo puede, no tratándose de costumbre inmemorial, apropiarse del derecho de designar, no puede obligar a que, en este caso, sostengan el predicador los que antes lo designaban y pagaban.
En el caso de la villa de Sax, las referencias más antiguas documentadas sobre la figura del predicador son las de 1543, al mencionarse el gasto en sermones de la cuaresma, y la del cabildo correspondiente al 30 de mayo de 1566, donde se menciona la necesidad de aprovechar el viaje del escribano del concejo a San Clemente, para que vea al alcalde mayor y obtenga su parecer sobre el dar salario a un predicador, para lo que tienen provisión real, pero condicionada al parecer del alcalde mayor del marquesado de Villena. No debió conseguir sus propósitos el concejo de Sax, pues el 26 de marzo de 1583 acuerda enviar “un peón a la Corte con poder para que el procurador solicite licencia para dar salario al predicador y otros.”
A finales del siglo XVI, la situación de quién debe pagar al predicador todavía no está clara, pues el 10 de marzo de 1594, tras leer el mandamiento del arcipreste de Villena, bachiller Bartolomé Rodríguez Navarro, beneficiado de la Iglesia de Santiago, para que el concejo pague al predicador según la averiguación practicada, el regidor y alférez Martín de Valera, dice “que la costumbre es que lo debe pagar el beneficiado de la villa, y que de pagarlo el concejo, sería preceptiva la licencia real, a cuya manifestación se adhieren los regidores presentes.”
Ya en el siglo XVII es el Ayuntamiento de la villa de Sax quien paga los gastos del predicador de Cuaresma, pues en el cabildo del 20 de septiembre de 1627 aparece la relación que se envía al Consejo Real a través del corregidor, para explicar en que se gasta el dinero que se recauda a través de los propios del concejo, donde dicen: “págase de limosna al predicador que predica la quaresma en esta villa, 150 reales cada año”.
También es en este año de 1627, el 26 de julio, cuando desde Cieza el cardenal Fray Antonio de Trejo, obispo de Cartagena, vista la petición del concejo y pueblo de Sax, se dignó confirmar los votos y juramentos a San Blas y Santa Bárbara, autorizando que se celebrasen dichas festividades hasta mediodía, como se guardan y celebran las demás festividades que manda la Santa Madre Iglesia, y desde mediodía adelante lo dejó a la devoción de los vecinos de la villa, mandando se hiciera notorio a los fieles desde el púlpito, un día de fiesta en la misa mayor, al tiempo del ofertorio, se guardasen las dichas festividades, firmando con su firma autógrafa y colocando junto a la misma su sello de placa, impreso en seco, donde campean sus blasones.
En el año 1700, el Ayuntamiento de Sax continuaba pagando los gastos del predicador de Cuaresma, aunque se consultaba su nombramiento con el cura párroco y beneficiado de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Sax, pero en noviembre de ese año y por desavenencias entre el cura y el concejo, el día señalado para la ceremonia de obsequias o exequias por el fallecimiento de Carlos II, el párroco no apareció por la Casa Consistorial, sino que marchó solo a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, contraviniendo una costumbre de tiempo inmemorial por la que todo el vecindario acompañaba a autoridades y clero. Según Barceló Verdú “el gesto de don Antonio molestó tanto a las autoridades que éstas dieron orden, el día 28 de noviembre, para que ningún empleado municipal tuviera contacto con el cura y acordó que en el futuro no se le consultara más sobre la elección de predicador en la Cuaresma.
Esta costumbre aún perdura, especialmente en las fiestas de San Blas, Virgen de la Asunción y de los Frutos; las mayordomías seleccionan el predicador libremente por una delegación del derecho del Ayuntamiento”.
Los problemas con la figura del predicador continuaron en el siglo XVIII, pues cuando el Ayuntamiento tenía dificultades económicas intentaba reducir sus gastos, como sucedió el 3 de junio de 1726, cuando acordó cesar en el pago al predicador de la Cuaresma, y trasladar el mismo a la Iglesia: “Asimismo acordaron que respecto de hallarse esta villa falta de medios para recurrir a pagar sus créditos tan crecidos, y vigentes que tienen, y evitar algunas cuestiones que ha habido con el Cura sobre nombramiento de Predicador de quaresma y organista, se determinó se le haga saber al cura Beneficiado desta Parroquial que de aquí en adelante cesa esta Villa en el nombramiento de Predicador de Quaresma, y asimismo en contribuir con limosna alguna a dicho predicador”.
A lo largo del siglo XVIII el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con la Iglesia a la hora de nombrar y pagar al predicador, pues en la segunda mitad ambas instituciones se alternan año tras año en su nombramiento y en el pago de sus servicios, costumbre que perduraba todavía a mediados del siglo XIX, como se puede comprobar en el cabildo del 17 de octubre de 1847, donde entre otros asuntos se acordó: “Tocando al Ayuntamiento el nombramiento de Predicador de Cuaresma para el año próximo, eligió al Sr. D. José Santiago Rubio, presbítero exclaustrado de la villa de Yecla a quien se le oficiará para saber si acepta, en cuyo caso se le noticiará al Sr. Cura párroco de esta parroquial.”
En el año 1772 el rey Carlos III sanciona las nuevas ordenanzas de la villa de Sax, que recogen el sentir y la tradición de otras más antiguas, y donde en la ordenanza 9ª se reglamenta el uso consuetudinario de la participación del pueblo en actos públicos, incluidos los festivos: “Igualmente, para asistir los que componen el Ayuntamiento a las festividades de Iglesia y Procesiones; esto es, los Alcaldes ordinarios, Regidores, Procurador Síndico y Escribano del mismo, se deben juntar en los Pórticos de la Casa Capitular, de donde saldrán formados, según corresponde, para ir a la Iglesia llevando el Ministro delante, lo que harán todos los días festivos que pareciere conveniente a los Alcaldes...”
Desde el primer programa de actos de las Fiestas de San Blas que conserva la Mayordomía de San Blas, correspondiente a 1889, aparece reflejado el acto de acompañamiento del predicador como uno de los más genuinamente sajeños, imbricando la Fiesta y la religiosidad, manifestada en la devoción a San Blas. Desde 1889 hasta 1916, las autoridades civiles y eclesiásticas, acompañadas de una escuadra de cada comparsa, se dirigían hacia la casa donde se alojaba el predicador para acompañarlo hasta la iglesia parroquial, generalmente a la casa del cura o casa abadía.
Desde 1916, son las comparsas al completo, formadas una junto a otra, con los sargentos al frente, las que van a buscar al predicador a la casa donde se aloja para escoltarlo hasta el templo. Este esquema perdura hasta el año 1963, pues en 1964, para recibir con mayor solemnidad al obispo, D. Pablo Barrachina Estevan, que viene a oficiar la Misa de San Blas, se acuerda ir a esperarlo al final de la actual calle Gran Vía, en el Colegio de las Hermanas Carmelitas, donde también estaba el predicador, y a quienes se acompaña hasta la iglesia, con motivo de la celebración del centenario de las Fiestas.
Desde 1964, las comparsas y autoridades van a buscar al predicador al Colegio de las Carmelitas, por lo que se va configurando la transformación del antiguo acto de buscar al predicador en su domicilio para acompañarlo hasta la iglesia en el ACTO DE ACOMPAÑAMIENTO DEL PREDICADOR, que como tal figura en los programas de 1966, 1967 y 1968. Desde 1969 el nombre se reduce a ACTO DEL PREDICADOR, y desde 1973 las comparsas forman por bandos, moro y cristiano, mezclando las escuadras, para ir al Colegio de las Carmelitas a recoger al predicador y llevarlo hasta la iglesia. El itinerario desde la actual plaza de la Constitución, donde formaban los festeros, primero por comparsas y luego por bandos, para dirigirse hacia el Colegio de las Hermanas Carmelitas, fue modificado en 1979 para lograr una mayor fluidez en el Acto del Predicador, dada la masiva asistencia de festeros que llenaban por completo toda la calle.
En 1980 se realiza la primera Ofrenda Floral conjunta de todos los festeros a su Patrón, San Blas, al finalizar el Acto del Predicador. En 1990 se acuerda comenzar el Acto del Predicador en el Colegio de las Carmelitas y realizarlo por comparsas. Como el resultado no satisfizo a la Mayordomía, al año siguiente se volvió a comenzar el Acto del Predicador en la plaza de la Constitución, formados por bandos; así se continuó al año siguiente, 1992. Pero en 1993, ante la masiva asistencia de festeros deseosos de participar en el Acto del Predicador, y con la intención de no alargar excesivamente la duración, se modificó su lugar de comienzo para los festeros. Desde ese año hasta 1998 se forma en el Colegio de las Hermanas Carmelitas, pero por bandos y con las escuadras mezcladas.
Desde 1999 hasta la actualidad, se sigue iniciando el acto en el Colegio de las Hermanas Carmelitas, abriendo la formación los ocho sargentos, seguidos por hileras de diez festeros de sus respectivas comparsas, y a continuación los demás festeros, intercalados en escuadras, escoltando a capitanes, pajes, capitanes con banderas y espadas, a las Reinas y Damas de Fiestas, y a las autoridades civiles y eclesiásticas que acompañan al predicador.
El Acto del Predicador, a pesar de la evidente masificación de los últimos treinta años, paralela al gran aumento de participación en la Fiesta de Moros y Cristianos durante el citado período, continúa siendo un acto muy especial y singular para los sajeños, donde se aúna perfectamente la Fiesta y la Religión, y en el que escenifican el respeto, herencia de siglos de tradición, hacia la figura del Predicador que el día del Patrón, en su solemne Misa Mayor, ocupará la sagrada cátedra y les hablará, en el sermón, de la vigencia de San Blas, y de su vida y sus hechos, con su muerte en el martirio, testimonio de fe para todos los creyentes.
Por eso, durante el Acto de Acompañamiento del Predicador, los festeros se convierten en defensores de la fe y milicia de Cristo, como bien explicó el Padre Vañó:“No cabe duda que nuestros Moros y Cristianos cumplen también esa función de participación litúrgica masiva y activa, que tan difícil resulta conseguir ciñéndola exclusivamente a la Santa Misa, en la que se logra una participación pasiva. Pero ahora nos interesa otro punto, consistente en el hecho de que los Moros y Cristianos, realizados en homenaje al patrón, son vehículo que conecta a los pueblos con lo divino; de ahí que haya muchas personas que los miran como algo en cierta manera sagrado.
Al importante componente religioso y al profundo significado histórico de su participación en la Fiesta de Moros y Cristianos, hay que sumar la gran belleza plástica del Acto del Predicador, pues las calles son pequeñas para acoger a la gran multitud de festeros que desean acompañar al portador de la palabra de Cristo, como muestra de devoción a San Blas y respeto a quien viene a hablar de El, en un acto entrañable y genuinamente sajeño, que resume la idiosincrasia de un pueblo, forjado a lo largo de siglos, y que fiel a su historia, mantiene los actos heredados de centurias atrás, como el del Predicador, y que aparece reflejado en las Ordenanzas de la Villa de 1772, legado de
otras anteriores, por lo que dicho acto no se circunscribe solamente a las Fiestas de San Blas, sino que también se realiza, de forma más sencilla, pero con idéntico ritual, en las Fiestas de San Sebastián, Virgen de la Asunción y Virgen de los Frutos.

FUENTES

Archivo Histórico Municipal de Sax.
Archivo de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.
Archivo de la Mayordomía de San Blas (Federación de Comparsas de Moros y Cristianos de Sax).

BIBLIOGRAFIA

Barceló Verdú, Joaquín. Sax en la Guerra de Sucesión. Valencia, el autor, 1968, 108 pp.
Barceló Verdú, Joaquín. Santiago y la Fiesta de Moros y Cristianos. Calendario del Festero. Alicante, el autor, 1972. 193 pp.
Caro Baroja, Julio. Las formas complejas de la vida religiosa (Religión, sociedad y carácter en la España de los siglos XVI y XVII) Madrid, Sarpe, 1985. 625 pp.
Molina Molina, Angel Luis. “Sermones, procesiones y romerías en la Murcia bajomedieval”. Miscelánea Medieval Murciana. Vol. XIX-XX, 1995-1996, pp. 221-232.
Vañó Silvestre, Francisco. “La religión y la fiesta de Moros y Cristianos”, tomo I, pp. 101-141, en I Congreso Nacional de Fiestas de Moros y Cristianos (Villena, 1974), 2 vol., Alicante, Caja de Ahorros Provincial, 1976.
Vázquez Hernández, Vicente. “El acto del predicador en Sax: origen y evolución”, La religión en la Fiesta, I Simposium, 10 de noviembre de 1996, Caravaca de la Cruz; II Simposium, 6 de noviembre de 1999. Alicante, Undef, 2000. 122 pp + 141 pp. , pp. 69-88, II Simposium.
Vázquez Hernández, Vicente. “El Desfile de Honor y el predicador en Petrer”, Revista de Fiestas de Moros y Cristianos de Petrer, Petrer, Unión de Festejos San Bonifacio Mártir, 2000, pp. 52-56.



PREDICADORES DE LA CUARESMA EN SAX

1543.- Juan Ganga, clérigo teniente de cura de esta villa, por los sermones que hizo en la cuaresma, 3.000 maravedíes.
1558.- Fray Francisco de Ledesma, fraile dominico, 240 maravedíes.
1609.- Fray Damián Díez, de la Orden de Santo Domingo, 150 reales por haber predicado la Cuaresma pasada.
1617.- Padre Fray Damián Diez, de la Orden de Santo Domingo, 130 reales, por la limosna de haber predicado la cuaresma del año 1617.
1625.- Padre Fray Francisco Crespo, de la Orden de San Agustín, 60 reales de limosna
1628.- Padre Fray Francisco Crespo, de la Orden de San Agustín, 150 reales.
1630.- Licenciado Ribera, 100 reales por predicar la Cuaresma.
1637.- Padre Fray Jacinto de la Cueva, 65 reales, Predicador de la Orden de la Trinidad, por la limosna de haber predicado la Cuaresma.
1638.- Padre Fray Tomás de Torreblanca, Predicador de la Orden de los Mínimos de San Francisco de Paula, 100 reales que se le dieron por la limosna de haber predicado la Cuaresma pasada, por ser obligación de esta villa.
1651.- Al licenciado Don Juan Francisco de Muñatones, beneficiado de esta villa, 120 reales que se le dieron para ayuda a pagar la limosna del predicador que predicó la Cuaresma del año cincuenta y uno, por concordia que tiene la villa con el dicho beneficiado.
1655.- Reverendo Don Juan Francisco de Muñatones, beneficiado de esta villa, 120 reales que se le dieron para ayuda a pagar la limosna de la predicación del la Cuaresma del año cincuenta y cinco.
1664.- Don Juan Francisco de Muñatones, beneficiado de esta villa, 120 reales que se le dieron por ayuda a la predicación de la Cuaresma de dicho año de sesenta y cuatro.
1668.- Doctor Nicolás Payá, Presbítero de Villena, 80 reales.
1678.- Padre Fray Francisco Mayor, Predicador de la Cuaresma, 80 reales.
1681.- Reverendo Don Pascual Díaz de Rozalen, Teniente de Cura de la Parroquial de esta villa y Predicador de la Cuaresma, 80 reales.
1682.- Don Juan Romero, 80 reales por ir a hacer el Predicador de la Cuaresma.
1686.- Reverendo Juan López, Predicador de la Cuaresma, 100 reales.
1687.- Padre Fray Nicolás de la Rosa, Predicador de la Cuaresma, 100 reales.
1688.- Padre Fray Nicolás de la Rosa, Predicador de la Cuaresma, 100 reales.
1690.- Padre Fray Luis Vidal, Predicador de la Cuaresma, 110 reales.
1691.- Padre Fray Alexandro de Murcia, Predicador de la Cuaresma, 27 reales.
1692.- Padre Fray Alexandro de Murcia, Predicador de la Cuaresma.
1695.- Reverendo Fray Nicolás Cerdán, Predicador de la Cuaresma, por la limosna que esta villa acostumbra a dar en cada un año por la Cuaresma y Sermón de Santa Eulalia, 130 reales.
1696.- Reverendo Fray Nicolás Cerdán, Predicador de la Cuaresma, por la limosna que esta villa acostumbra a dar en cada un año por la Cuaresma y Sermón de Santa Eulalia, 130 reales.
1723.- Fray Juan Bautista Martínez, Predicador de Nuestra Señora de las Virtudes.
1724.- Fray Miguel Maestre, Religioso de la Orden de Nuestro Señor San Francisco.
1725.- Muy Reverendo Padre Fray Antonio García, Guardián del Convento de Observantes de la villa de Elda.
1726.- Fray Isidro Gonzalbes, de la orden de Ntro. Padre San Agustín, conventual en su convento de la ciudad de Alicante.
1727.- Fray Jaime Selles, Predicador y Prete. In capite del Convento de Nuestra Señora de los Angeles, de Elda.
1728.- Maestro Fray Juan Zervera, Prior del Convento de Nuestra Señora del Carmen en San Phelipe (Játiva).
1729.- Fray Miguel Sarrión, de la Orden de San Agustín.
1730.- Fray Antonio Navarro.
1762.- Reverendo Padre Miguel Pérez, Religioso Agustino de Murcia y regente de estudios en ella.
1766.- Reverendo Padre lector Fray Joseph García, Guardián del Convento de San Francisco de Villena, y de la custodia de San Pascual.
1768.- Reverendo Padre Fray Salvador Alcaraz, Guardián del Convento del Real de San Francisco Descalzos de San Diego de Murcia.
1770.- Fray Bonifacio Sempere, capellán en Moratalla.
1774.- Padre Lector Jubilado Fray Joseph Matheo, de la Orden de los Mínimos y Conventual en Muchamiel.
1782.- Padre Fray Vicente González, Religioso Mercedario de Elche.
1794.- Padre Fray Francisco Rocamora, del Orden de San Francisco y conventual de Villena.
1796.- Padre Fray Francisco Martí, religioso mínimo y predicador en su convento de la villa de Castalla.
1811.- Padre Fray Francisco Muñoz, de la Custodia de San Juan Bautista en la villa de Yecla.
1824.- Reverendo Padre Fray Francisco de Bañeras, Religioso Capuchino residente en su convento de la villa de Biar.
1842.- Fray Rafael Azorín, de Jumilla.
1848.- Don José Santiago Rubio, Presbítero exclaustrado de la villa de Yecla.
1872. Don Fausto de Pina Martín, cura ecónomo de Sax.
1875.- Don José Chico Gimeno, presbítero de Sax, 50 pesetas por predicar la Cuaresma.
1877. Don José Miñano Alcaraz, Cura Párroco de Sax.
1879. Don José Miñano Alcaraz, Cura Párroco de Sax.
1889.- Don Pedro García, Cura Párroco de Sax.
1891.- Don Pedro García, Cura Párroco de Sax.
1893.- Don Pedro García, Cura Párroco de Sax.

II. PREDICADOR DEL DIA DE SAN BLAS EN SAX

1900.- Sr. D. Jesús Martínez Guardiola, Cura Párroco de Pozo-Cañada.
1902.- Reverendo Padre Salvador de la Madre de Dios, Prior del Convento de Carmelitas Descalzos de Valencia.
1905.- Doctor Don Juan Genestar Capellín, Canónigo de la Colegiata de Alicante.
1906.- Doctor Don Gaspar Archent, Cura Ecónomo de la parroquia de esta villa.
1915.- D. José Uñac Martínez, Coadjutor de la Parroquia de San Lorenzo (Murcia), paisano nuestro.
1916.- D. José Uñac Martínez, Coadjutor de la Parroquia de San Lorenzo (Murcia), hijo de esta villa.
1919.- D.Enrique Sanchís Sanchís, Cura Párroco de Santo Tomás Apóstol (Valencia).
1923.- Don José Uñac Martínez, Presbítero, paisano nuestro.
1924.- Muy Ilustre Señor Don Rogelio Chillida, Canónigo Magistral de la Metropolitana de Valencia.
1929.- Fray Domingo Mª de Alboraya, Misionero Apostólico Capuchino.
1930.- Ilustrísimo Señor Don Manuel Lorenzo Peñalva, Canónigo de la Insigne Colegiata de San Nicolás de Alicante.
1935.- Muy Ilustre Señor Doctor Don Antonio Hidalgo Mateo, Dignidad de Chantre de la Santa Iglesia Catedral de Tarazona (Zaragoza).
1936.- Muy Ilustre Señor Doctor Don Juan Benavent, Canónigo de la Metropolitana de Valencia.
1940.- Muy Ilustre Señor Don Antonio Hidalgo Mateo, Canónigo Chantre de Tarazona (Zaragoza).
1941.- Muy Ilustre Señor Don Antonio Marhuenda Gran.
1942.- Muy Ilustre Señor Doctor Don Antonio Hidalgo Mateo, Canónigo Chantre de la Santa Iglesia Catedral de Tarazona (Zaragoza).
1943.- Muy Ilustre Señor Doctor Don Antonio Hidalgo Ruiz, Canónigo Chantre de la Santa Iglesia Catedral de Tarazona (Zaragoza).
1944.- Don Vicente Marhuenda Gran, Cura Ecónomo de Novelda.
1945.- Licenciado Don Francisco Javier Leandro Sánchez-Ocaña, Catedrático de la Universidad y del Seminario de Murcia.
1946.- Don Vicente Marhuenda Gran, Cura Ecónomo de Novelda.
1947.- Don Bernardo Soriano Herrero, de Sax.
1948.- Muy Reverendo Padre Jesús Pla Castellanos, Superior del Colegio de Dominicos de Alicante.
1949.- Muy Reverendo Padre Don Joaquín Carrascosa, de la Compañía de Jesús.
1950.- Muy Ilustre Señor Doctor Don Antonio Roldán Prieto, Canónigo de la Santa Iglesia Catedral y Canciller Secretario del Obispado de Cartagena-Murcia.
1951.- Reverendo Don José Zahonero.
1953.- Reverendo Padre Franciscano Fray Fermín María García.
1954.- Muy Ilustre Señor Don Vicente Dimas Soler, Doctor en Filosofía, Arcipreste de Santa Catalina de Caudete.
1956.- Muy Ilustre Señor Don Vicente Galvañ, Canónigo de la Santa Iglesia Colegiata de San Nicolás, de Alicante, y profesor del Instituto de Enseñanza Media.
1957.- Muy Ilustre Señor Doctor Don José García Grau, Canónigo de la Santa Iglesia Metropolitana de Valencia y Vicario del Obispado de Orihuela.
1958.- Muy Ilustre Señor Licenciado Don Modesto Díez Zudaire, Canónigo Doctoral y Provisor del Obispado.
1959.- Reverendo Señor Licenciado Don Fernando Bru Giménez, Beneficiado de la Santa Iglesia Catedral, Vice-Canciller, Secretario y Profesor del Seminario Diocesano de Orihuela.
1960.- Muy Ilustre Señor Licenciado Don Vicente Hernández Romero, Canónigo Doctoral de la Catedral de Alicante.
1961.- Reverendo Padre Don Pedro Lozano, Franciscano.
1962.- Ilustrísimo Señor Doctor Don José Sanfeliu Giner, Deán de la Santa Iglesia Catedral de Orihuela.
1963.- Reverendo Sr. Don Bernabé Hernández Valero, Párroco de Aguas de Busot.
1964.- Licenciado Reverendo Don Fernando Bru Giménez, Pro-Canciller Secretario del Obispado y Profesor del Seminario Conciliar.
1965.- Muy Ilustre Señor Don Antonio Maure Cortes, Canónigo de la Santa Catedral de Albacete.
1966.- Muy Ilustre Señor Don Efrén García Oliver, Rector del Colegio Diocesano de la Sagrada Familia.
1967.- Reverendo Don Gerardo Cano de Medina, Director Diocesano de Enseñanza Religiosa y Profesor del Seminario de Cuenca.
1970.- Excelentísimo y Reverendísimo Señor Don Pablo Barrachina Estevan, Obispo de la Diócesis.
1972.- Reverendo Señor Don Santiago Artigas Mora, Cura Arcipreste de Alagón.
1973.- Ilustrísimo Señor Don Antonio Vivo Andújar.
1974.- Excelentísimo y Reverendísimo Señor Don Pablo Barrachina Estevan, Obispo de la Diócesis.
1975.- Reverendo Señor Don José Soler Cardona.
1976.- Reverendo Señor Don Francisco Vaño Silvestre.
1977.- Reverendo Señor Don Rafael-María López-Melús, Carmelita.
1978.- Reverendo Señor Don Antonio Tomás.
1979.- Ilustrísimo Señor Don Antonio Vivo Andújar.
1980.- Padre Isidro.
1981.- Reverendo Don José María Palau Gascón.
1983.- Rvdo. Andrés de Sales Ferri Chulio. Párroco de Ador (Valencia).
1985.- Excelentísimo y Reverendísimo Señor Don Pablo Barrachina Estevan, Obispo de la Diócesis.
1987.- Don Antonio Verdú de Gregori.
1988.- Don Antonio vivo Andújar.
1989.- Don Antonio Verdú de Gregori.
1990.- Don Victoriano Garrigós.
1991.- Don José Navarro, Vicario Episcopal.
1992.- Don José Abellán Martínez, Párroco de Catral.
1993.- Don Vicente López Martínez, Cura Párroco de San Juan de Avila de Alicante, delegado de arte para la Diócesis de Orihuela-Alicante y licenciado y profesor de Historia de la Iglesia del Seminario Teologado de Alicante.
1994.- Reverendo sajeño Don Antonio Borruel Marco.
1995.- Reverendo Don Miguel Angel Cremades, Párroco de la Iglesia del Barrio de San Blas, en Alicante.
1996.- Reverendo Don Antonio Berenguer Fuster, Párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Villajoyosa (Alicante).
1997.- Reverendo Don Salvador Gregori Mayor.
1998.- Reverendo Don Manuel Porcel Rodríguez, Cura Párroco de Polop de la Marina (Alicante).
1999.- Reverendo Don Luis López Hernández, Cura Párroco de Callosa d’En Sarriá (Alicante).
2000. Reverendo Don Emmanuel Sánchez Alarcón, sacerdote nacido en Sax, recién ordenado sacerdote.
2001. Reverendo Don Antonio Gálvez Tomey, Cura Párroco del pueblo hermano de Alagón (Zaragoza).
2002. Reverendo Don Ginés Pardo García, Cura Párroco de la iglesia de San Francisco de Sales, de Elda.
2003. Reverendo Don Francisco Javier Sebastián Patiño, Cura Párroco de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Sax.
2004. Reverendo Don Juan Ignacio García Andreu, Cura Párroco de San Isidro de Albatera.
2005. Reverendo Don Jesús Ferrer García, vicerrector del Seminario Teologado de Alicante.
2006. Reverendo Don Vicente Alonso Quiles, Cura Párroco de la iglesia Madre de Dios, de Elche.
2007. Reverendo Monseñor Don Rafael Palmero Ramos, Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante.
2008. Reverendo Don Ramón Gisbert Conejero, Padre Carmelita de Caudete.








HAZ CLICK AQUÍ PARA VER EL VÍDEO

COMPARTE ESTA NOTOCIA



         
::::: Opine sobre esta noticia haciendo clic aquí


Haga clic sobre las imágenes para ampliarlas ...
OPINIONES SOBRE ESTA NOTICIA
DATOS NOTICIA
Fecha:2012-02-03
Visitas:2616
intercomarcal.com
LOTERIA CERVANTES
ENCUESTA INTERCOMARCAL TV
Encuesta...
¿ Monarquía o República ?

MONARQUIA.

REPUBLICA.

Ver resultados
PUBLICIDAD

CENTRO GERIÁTRICO LA MORENICA
PUBLICIDAD

OPTICALIA MURILLO
PUBLICIDAD

GIMENEZ GANGA
EMPLEO
ENVÍA TUS FOTOGRAFÍAS
AGENDA CULTURAL
FELICITACIONES
PUBLICIDAD

ABBASIES
PUBLICIDAD

GIMENEZ GANGA
PÁGINA DE INICIO
VÍDEOS SERVICIOS INFORMATIVOS
NOTICIAS DELFIN
MOROS Y CRISTIANOS EN LA COMARCA
MOROS Y CRISTIANOS ELDA 2006
LICENCIA TELEVISIÓN DIGITAL PARA TV INTERCOMARCAL
PUBLICIDAD

ALENDA GOLF
PUBLICIDAD

ALENDA GOLF
PUBLICIDAD

UNIVERSIDAD DE ALICANTE
PUBLICIDAD

ALENDA GOLF
PUBLICIDAD

ABBASIES
PUBLICIDAD

OPTICALIA MURILLO
PUBLICIDAD

EL ALMACÉN
PUBLICIDAD

OPTICALIA MURILLO
PUBLICIDAD

CENTRO GERIÁTRICO LA MORENICA
PUBLICIDAD

FERRI

GIMENEZ GANGA
525.000.000 PAGINAS SERVIDAS EN LOS ULIMOS 12 MESES:::AVISO LEGAL