Actualitat de l´Alt Vinalopó, el Vinalopó Mitjà, l´Alcoià, El Comtat i l´Alacantí
Mutxamel

El Bec de l’Àguila se convierte en el primer Paraje Natural Municipal de Mutxamel

El Ayuntamiento de Mutxamel:

 

 

El Ayuntamiento considera muy positivo que las gestiones empezadas en 2016 den visibilidad a un ecosistema muy peculiar, de gran valor por su fauna y su flora

 

 

El Bec de l’Àguila de Mutxamel ya está declarado como paraje natural municipal. Este martes, 16 de agosto, se ha publicado en el DOGV el decreto de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica por el que se regulan los aspectos básicos de ordenación, normas de usos y actividades para la protección de un entorno natural de una peculiar riqueza ecológica, con plantas protegidas y restos de una antigua explotación minera, que pasa a convertirse en el primer paraje natural municipal de Mutxamel y el segundo de la comarca de l’Alacantí, después de Els Plantadets, en Xixona.

 

 

En 2016 el Ayuntamiento de Mutxamel inició los trámites para declarar el Bec de l’Àguila como paraje natural municipal. Desde 2008 estaba catalogada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), pero el objetivo del Ayuntamiento era aumentar el nivel de protección, al tiempo que se daba a conocer un paraje donde se organizan con frecuencia actividades relacionadas con la naturaleza. Unas iniciativas, como rutas senderistas, jornadas de observación de aves (aquí se localiza el camachuelo trompetero) y de botánica (el Bec de l’Àguila es una microrreserva de flora por la existencia de la especie endémica ‘Vela Lucentina’) que se van a seguir prodigando en próximas fechas.

 

 

Para la concejala de Medio Ambiente de Mutxamel, Lara Llorca, “estamos muy contentos con que por fin hayan podido fructificar todas las gestiones y trámites, ya que estamos luchando hace años por darle al Bec de l’Àguila la importancia que se merece. La declaración de paraje -prosigue la edil-, nos permitirá poner en valor el patrimonio natural municipal y dar visibilidad a todas potencialidades desde el punto de vista de su fauna, flora, ecosistema”, ha explicado.

 

En opinión de la concejala de Medio Ambiente, “esta declaración es otro hito en la línea de recuperación y de puesta en valor medioambiental y de patrimonio de Mutxamel. Hace años se consiguió que fuese una zona de especial protección para las aves, al formar parte de la ZEPA del río Monnegre, pero desde el Ayuntamiento pensamos que esa categoría no daba un nivel de protección suficiente y empezamos a reclamar un nivel superior. Ahora hemos conseguimos ampliar el nivel de protección a todo el paraje natural”, ha añadido Lara Llorca.

 

A finales de julio, de acuerdo con la solicitud del Ayuntamiento de Mutxamel, el Pleno del Consell aprobó el decreto que declaraba el Bec de l’Àguila como Paraje Natural Municipal. Desde la publicación en el DOGV, a fecha de hoy, ese régimen jurídico de protección entra en vigor desde mañana. El decreto incluye las normas básicas de ordenación del enclave, así como normas de regulación de usos y actividades, con el objetivo de garantizar su protección en razón de la conservación y mejora de la fauna y flora y también de sus singularidades geológicas, paisajísticas, sociales y culturales.

 

 

El texto del decreto recoge que la administración y gestión del Paraje Natural Municipal corresponde al Ayuntamiento de Mutxamel, que debe crear un Consejo de Participación compuesto por siete miembros, como órgano colegiado de carácter consultivo, con la finalidad de colaborar en la gestión y canalizar la participación de los propietarios e intereses sociales y económicos afectados.

 

El régimen de protección establecido para el Bec de l’Àguila establece, con carácter general, la prohibición en el ámbito del Paraje Natural Municipal de aquellos usos o actividades cuyo desarrollo pueda suponer un deterioro o regresión de los valores naturales cuya protección se pretende. Las actividades tradicionales compatibles con las finalidades que motivan esta declaración (que no impliquen deterioro o regresión de los hábitats naturales y los suelos), pueden seguir ejerciéndose dentro de los límites contemplados en la normativa que les resulte de aplicación. Se excluye, en todo caso, la utilización urbanística de los terrenos incluidos en el ámbito del espacio natural protegido, de acuerdo con sus regulaciones específicas y lo establecido por el presente decreto.

 

 

Entorno con un gran valor paisajístico
El Paraje Natural Municipal Bec de l’Àguila comprende una superficie de 467,26 hectáreas localizadas en la zona más montañosa del término municipal de Mutxamel, un entorno con un gran valor paisajístico. Forma parte de las Cordilleras Béticas, concretamente en la Prebética, en la que predominan rocas sedimentarias continentales y litorales del Triásico.

 

En esta zona se encuentra el Barranc dels Cocons, que se caracteriza por la presencia de las antiguas Mines de l´Ocre. En el fondo del barranco se pueden observar unas oquedades en la roca, más o menos circulares, formadas por la disolución de la caliza, donde se embalsa el agua.

 

 

Se trata de un área con vegetación protegida entre las que destacan el palmito, el rabo de gato, falsos tomillos, cantueso, tomillo o creuadeta d’Alacant. En materia de fauna protegida está presente el eslizón ibérico, el sapo partero común o la culebra de herradura. La zona, asimismo, cuenta con hábitats de gran
importancia para el alzacola y tiene uno de los escasos núcleos reproductores del camachuelo trompetero en la Comunitat Valenciana, así como aves rapaces como el águila-azor perdicera o el halcón peregrino.


Notícies relacionades:

285