Actualitat de l´Alt Vinalopó, el Vinalopó Mitjà, l´Alcoià, El Comtat i l´Alacantí
Petrer

El Museo Dámaso Navarro incorpora a su colección unas tenacillas de rizar el pelo del principios del siglo XX donadas por Carmen Montesinos

Se da la circunstancia de que Carmen, con 104 años, entregó al Museo este objeto justo un día antes de fallecer el pasado mes de marzo

 

El Museo Dámaso Navarro de Petrer sigue nutriéndose y aumentando su valiosa colección con las donaciones de vecinos y vecinas a título particular, como el caso de la última donación, unas tenacillas metálicas para rizar el cabello de principios del siglo XX, donadas por Carmen Montesinos, y que desde hoy ya se puede disfrutar en la vitrina que el Museo tiene para poner en valor este tipo de donaciones.

 

Fernando Portillo, concejal de Cultura, ha subrayado que “este museo es el corazón de todas las vecinas y vecinos de Petrer y se va nutriendo de esas piezas y donaciones que ellos nos van haciendo para mantener viva la historia de nuestro pueblo. En el caso concreto de la pieza que hoy se ha presentado, el concejal, refiriéndose a la propia Carmen Montesinos y a su familia (su hija Luisa Brotóns y su yerno Iván Villora) ha dicho que “son personas muy implicadas con la cultura y el patrimonio de Petrer”.

De hecho, el propio Iván Villora ha relatado las circunstancias especiales de la donación por parte de su suegra, Carmen Montesinos: “se dio la circunstancia de que vinimos el domingo 17 de marzo, con ella, a traerlas. Y justo murió al día siguiente. Fue la última acción de una persona que, entre sus valores, estaba la cultura, ya que se pasaba el día leyendo”. También ha dicho de ella que “tenía muy buena memoria” y ha recordado “la disposición que tenía para colaborar y a estar con la gente. Con 104 años, todavía estaba participando en la vida cultural del pueblo”.

Esa buena memoria fue la que le permitió, en julio de 2021, cuando se descubrió el refugio antiaéreo de la plaça de Baix, compartir que cuando tenía 17 años, en el año 1938, ayudó a construir el refugio antiaéreo y sus recuerdos permitieron localizar la entrada más cercana a donde actualmente se ubica un conocido bar en la plaza.

Fernando E. Tendero, director del Museo, ha indicado que con esta presentación de los objetos arqueológicos y etnológicos que donan los vecinos queremos “agradecer públicamente y dar valor a la generosidad que han tenido los donantes, en este caso la familia de Carmen Montesinos, para que la podamos disfrutar todos”.

En referencia a la pieza concreta, el director ha expresado que “nos habla de cómo eran las costumbres de principios del siglo XX”, explicando que “desde finales del siglo XIX, un peluquero francés diseño unas tenazas con tres caños que se calentaban y servían para hacer las ondulaciones del pelo, piezas que pasaron a ser eléctricas a mediados del siglo XX

 

DETALLES SOBRE EL OBJETO DONADO

Tenacillas para rizar el pelo donadas por Carmen Montesinos Máñez

Circunstancias de la incorporación

Esta pieza fue donada por Carmen Montesinos gracias a la mediación de su hija Luisa y su yerno Iván. Conservaba esta pieza desde su juventud, cuando utilizaba las tenacillas para rizarse el cabello. La donante conocía que el museo no tenía ese objeto en su colección y decidió donarlo para mostrar un elemento de vida cotidiana de mediados del siglo pasado.

Valor histórico de la pieza

El peinado rizado ha estado de moda en determinadas décadas de los siglos XIX y XX. Se aplicaban las tenacillas sobre el cabello, previamente calentadas, y este se moldeaba según la forma deseada. Cuanto mayor tiempo estuviera, más  definido quedaba el rizo. Estas tenacillas también se utilizaron para el encañonado de puntillas de encaje.

Catalogación de la pieza

Objeto: Tenacillas para rizar el cabello.

Descripción: Objeto de hierro con apariencia de tijera, formada por tres cañones cilíndricos, encajando uno de ellos entre los otros dos, y un ojo para meter los dedos al remate de cada mango los cuales se abren alrededor de un eje que los traba y que permite su apertura y cierre.

Cronología: Ca. 1900.

Medidas: 26 cm largo x 6 cm ancho.


241