Actualitat de l´Alt Vinalopó, el Vinalopó Mitjà, l´Alcoià, El Comtat i l´Alacantí
Sant Vicent del Raspeig

San Vicente, de los primeros ayuntamientos en tener aprobadas sus cuentas para 2023

 

El Presupuesto Municipal sube un 2,68% y mantiene congelados impuestos y tasas por octavo año consecutivo. Las cuentas, que ascienden a 46.343.289 euros, han sido avaladas hoy con 14 votos del Equipo de Gobierno (PSOE, Esquerra Unida y Podemos) y Compromís. Han votado en contra PP, Ciudadanos y Vox (11 votos)

 

El Gobierno municipal (PSOE, Esquerra Unida y Podemos) ha sacado adelante hoy su propuesta de Presupuestos para 2023, documento económico que ha logrado hacer frente, sin endeudarse, al aumento de los gastos de energía, que se han triplicado. Las nuevas cuentas calificadas de “responsables” comenzarán a funcionar a partir del 1 de enero, algo que muy pocos Ayuntamientos consiguen. El pleno aprueba, también, la plantilla de personal para 2023 que contará con 403 trabajadores.

El presupuesto total del Ayuntamiento para 2023, presentado por el concejal de Hacienda, Alberto Beviá de Esquerra Unida, asciende a 46.343.289 euros, con un aumento del 2,68 % respecto a las cuentas del año 2022. Para 2023 se mantiene la suspensión de la regla de gasto y otras reglas fiscales. Esto, unido a la solvente posición económica del Ayuntamiento y no tener deuda financiera, permitirá, una vez practicada la liquidación del ejercicio 2022, aplicar, vía incorporación de modificación de crédito, el remanente de tesorería para gastos generales. Por tanto, pese a que el documento económico contempla inicialmente una reducción del dinero destinado a inversiones (para poder hacer frente al gasto energético) la realidad es que en 2023 el Ayuntamiento dispondrá de más fondos que en 2022 para este capítulo. En concreto, la estimación municipal es que entre marzo y abril de 2023 se dispongan de 24 millones para hacer frente a actuaciones ya en marcha y a otras nuevas.

El alcalde, Jesús Villar (PSOE), ha mostrado su satisfacción ante el hecho de poder contar en el mes de noviembre con unos presupuestos municipales con los que hacer frente a las necesidades de los vecinos de San Vicente. Unos presupuestos, ha continuado el primer edil, fruto de la “unidad” y el “consenso”  de las tres formaciones del Equipo de Gobierno, “ya que hemos tenido que elaborar un presupuesto complicado con el aumento de la luz, lo que ha condicionado las diferentes partidas”, ha explicado. Por último, Villar ha querido reconocer el trabajo de los técnicos municipales de los distintos departamentos que han colaborado en su elaboración.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Alberto Beviá, de Esquerra Unida, ha asegurado que se trata de unos Presupuestos 2023 eminentemente responsables. Proteger más a los que más lo necesiten, ya sean familias o empresas, manteniendo y potenciando medidas que lo favorezcan, es una de las máximas de las cuentas del Equipo de Gobierno para 2023. De ahí, que con las medidas fiscales adoptadas se pretenda que disminuya la presión fiscal que tiene que soportar la ciudadanía sanvicentera, mediante la congelación de impuestos y tasas que no han sido actualizadas con el IPC y que, por tanto, suponen en términos reales un menor gravamen impositivo, en especial en un año en el que el IPC ha aumentado de forma significativa.

La presión fiscal indica el esfuerzo impositivo realizado por habitante. En San Vicente, según datos oficiales de la liquidación 2021, la media por habitante año es de 445,07 euros, menor que la media provincial (643,59 euros), menor que la media de rango poblacional (municipios de más de 50 mil habitantes 686,13 euros) y menor que la media del Estado (691,56 euros). Sigue derogada la Ordenanza Fiscal de ocupación de la vía pública con mesas, sillas y la de instalación de puestos y casetas, beneficiando así al sector de la hostelería y la venta no sedentaria. Para Beviá, se ha aprobado un Presupuesto “realista, responsable y eficiente basado en la continuidad para el proyecto que queremos de San Vicente. La unidad de criterio del Equipo de Gobierno en un escenario de inestabilidad e incertidumbre, en un momento complicado como el que estamos sufriendo en toda Europa, ha sido fundamental para la elaboración del mismo”.

La portavoz del grupo municipal socialista, Asun París afirma que se trata de un presupuesto  “equilibrado” y “muy social”, además de sensible con las personas, “ya que potencia las políticas basadas en valores”. París, que ha reconocido las dificultades que podrían surgir de las crisis externas, ha aludido a que se va a contar con unas cuentas “en tiempo y forma”,  por octavo año consecutivo, con las que dar una respuesta  “realista” para que San Vicente siga creciendo, fomentando la contratación y la actividad económica del municipio, y para que ningún sanvicentero se quede atrás con políticas dirigidas a personas en situación de desempleo o a colectivos vulnerables.

Además, el portavoz municipal de Podemos, David Navarro, ha resaltado que San Vicente es un ejemplo al presentar en tiempo el Presupuesto y ha hecho hincapié en que se trata de unas cuentas muy responsables y con marcado carácter social y que, también, por octavo año consecutivo, se mantienen las líneas estratégicas del Presupuesto sin subir impuestos y tasas.

Por último, en cuanto a la plantilla de personal para 2023, aprobada también en este pleno de Presupuestos, mantendrá la misma dotación de personal que la dotación final de 2022, que incrementó el personal funcionario en 18 trabajadores del Contrato Programa. Así la plantilla de 2023 contará con 403 trabajadores: un empleado eventual y uno laboral indefinido; 361 trabajadores de naturaleza funcionarial y 29 trabajadores laborales. En el capítulo de personal, los Presupuestos recogen un incremento en gasto del 4%. Esto se traduce en una partida de 19.861.000 euros, porcentualmente, el 42,86%  de los presupuestos municipales.

 

 

Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig

23  de noviembre de 2022

 


Notícies relacionades:

282