Actualitat de l´Alt Vinalopó, el Vinalopó Mitjà, l´Alcoià, El Comtat i l´Alacantí
Villena

Artículo de opinión de Laura Mena García: MAMI, ¿PORQUÉ YO NO PUEDO JUGAR?

Artículo de opinión de Laura Mena García

Cuando se publicitó la campaña municipal SAL DE CASA 2022, expuse  al Técnico de juventud  del Espacio Joven y a la Concejala de Juventud e Infancia, mi malestar ya que a mi parecer, la campaña siempre deja fuera a los niños que tienen alguna necesidad específica, que están asistiendo durante el curso escolar a colegios ordinarios, pero que sí disponen de una atención más centrada en esas necesidades especiales.

Sin embargo, llevo años comprobando que en las campañas municipales de verano, estos niños son los grandes olvidados pues no se les permite la integración en las actividades programadas por el Muy Ilustre Ayuntamiento de Villena.

A ambos les expliqué mi caso particular y cómo mi hijo pequeño se queda en casa llorando cada año porque su hermano sí puede participar en los distintos campamentos etc.

Cabe destacar que no solicité en ningún caso que se excluyera a mi hijo del procedimiento normal de selección ni un trato de favor, simplemente hice la petición de que en el caso de que o bien él o bien cualquier otro niño con esas necesidades específicas, optara a una plaza en la campaña de verano, se tuviera en cuenta y se reforzara el equipo de monitores con uno que pudiera dedicarse exclusivamente a estos niños.

Ambos me admitieron que en efecto, no estaban preparados para el supuesto  de que se diera el caso que yo les exponía, que ya les había ocurrido en otras ocasiones y no habían podido asumirlos, resultando que después de haberlos admitido en las actividades, a los pocos días se les tenía que enviar a casa sin más alternativa porque tener un monitor dedicado a esos niños en exclusiva, suponía un coste extra que no estaba contemplado.

Tanto la Concejala de Juventud e infancia como el técnico de juventud del espacio joven me indicaron que iban a estudiar el supuesto ya que, casualmente el CLIA, les había dado un toque para que la inclusión fuera de hecho, y no sólo palabras. Adquieren el compromiso de trasladarlo al Ayuntamiento pero con la certeza de que para esta edición de SAL DE CASA, la necesidad que yo expuse estaría cubierta, quedando en que me llamarían para confirmármelo oficialmente.

Siguiendo el protocolo establecido, hice la preinscripción de mis dos hijos en las actividades ofertadas a finales de Mayo. Llegado el mes de junio, estando próximo el sorteo para cubrir las plazas y no habiendo recibido respuesta por parte del Ayuntamiento a la petición que realicé, vuelvo a comunicar al Espacio Joven que no había tenido respuesta alguna del Ayuntamiento, siendo el técnico quien me notifica que el Ayuntamiento había denegado la petición alegando falta de presupuesto. Tras conocer  la negativa solicité hablar con la concejala,  para que me diera personalmente  una explicación ya que nunca hubo comunicación directa conmigo, pese a haberse comprometido a gestionar mi solicitud y notificarme la decisión del máximo organismo municipal.  Aún sigo esperando que contacte conmigo.

En el espacio joven, al considerar que esto era una cuestión de justicia, se comprometieron  a admitir a mi hijo en el grupo, para el caso de que tras el sorteo tuviera adjudicada plaza, como finalmente así sucedió. Tuvimos una reunión previa con la  coordinadora y los  monitores en la que me indicaron que haciendo un esfuerzo extra lo iban a intentar pero que la ratio era de un monitor por cada 15 niños, y era difícil de compatibilizar.

Mi hijo empezó en el CLUB DE VERANO la segunda quincena de julio, el día 11 para más exactitud, y el día 12 me llamaron para que fuera a recogerlo porque no se podían hacer responsables del menor ya que les hubiera hecho falta contar con dos monitores para el grupo que tenía asignado.

Tras la publicación de las mejoras previstas para el espacio joven que se hicieron públicas  por el propio alcalde a través de sus redes sociales, donde se anunciaba que dichas mejoras han supuesto una inversión de 28.000 euros que se enmarcan dentro de la subvención del Plan Corresponsable de la Consellería de Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana y Ministerio de Igualdad, crece mi indignación pues siguen sin reforzar el equipo de monitores para que los niños con necesidades específicas como las de mi hijo, puedan tener el mismo derecho a beneficiarse de las campañas municipales  que otros niños.

Aludiendo al texto publicado por el propio Alcalde en Facebook, hice el comentario siguiente: “ Buenas tardes Fulgencio José Cerdán, mi pregunta es la siguiente ¿en esas nuevas propuestas para la juventud e infancia, la dinámica va a ser la misma de siempre? Me refiero a que si un niño con necesidades específicas va a tener la opción de poder participar en algo???,  hasta día de hoy todos estos niños son excluidos de cualquier actividad extraescolar o sin andar muy lejos del famoso SAL DE CASA, por lo visto no todos los niños tienen los mismos derechos, este mismo año lo he vivido en mis propias carnes, no había presupuesto por parte del ayuntamiento para poner a 1 monitor más para estos niños, me quedé alucinada,!! 😟. En abril fui hablar con Juan rubio y la concejala Eva María, para hacer visibles a estos niños, me prometieron que contará con ello y en junio al no tener noticias ( porque quedamos en que la concejala me llamaría) me acerque y cuál fue mi sorpresa, “lo siento, no hay presupuesto” Que pena que la inclusión solo sea de cara al escaparate.

Espero y deseo que en todas estas mejoras y proyectos nuevos, la inclusión sea una de ellas y por fin sea un hecho.

Debo de decir que gracias a Juan rubio y al equipo de monitores me aceptaron al niño con la buena fe, pero a los dos días me dijeron que no podía seguir porque efectivamente se necesitaba 1 monitor más para poder llevar bien el grupo.

Como ya he dicho antes, espero y deseo que la inclusión sea un hecho, creo que ya toca.”

La respuesta a mi comentario por parte de D. Fulgencio Cerdán fue la siguiente: “Laura Laura han entrado la gran mayoría de los niños y niñas en las actividades que ha organizado el ayuntamiento y el acceso ha sido por sorteo en igualdad de condiciones. Las actividades que se sigan haciendo que cada vez son más y cada vez entran más niños y niñas han de ser con el mismo criterio, sin preferencias y por sorteo para garantizar la igualdad de oportunidades”

 

Como ya he indicado antes, EN NINGÚN CASO SOLICITÉ TRATO DE FAVOR PARA MI HIJO, RESPETÉ EL PROCEDIMIENTO DE SELECCIÓN ESTABLECIDO Y TUVE LA FORTUNA DE QUE MIS DOS HIJOS TUVIERAN PLAZA EN LAS DIFERENTES ACTIVIDADES, PERO EN NINGÚN CASO EL MENOR DE ELLOS HA TENIDO LA “IGUALDAD DE OPORTUNIDADES” A LA QUE  EL SR. ALCALDE ALUDE EN SU COMENTARIO, PUESTO QUE AL SEGUNDO DÍA, MI HIJO ESTABA EN CASA POR LA FALTA DE RECURSOS.

Así pues entiendo que la inclusión  es algo políticamente correcto de lo que debe hablarse pero que se utiliza únicamente para quedar bien de cara a la galería,  para la foto y poco más, pero   nada se está haciendo para que sea  una realidad. Ni inclusión ni igualdad para estos niños.

Artículo de opinión de Laura Mena García

 


Notícies relacionades:

241