Actualitat de l´Alt Vinalopó, el Vinalopó Mitjà, l´Alcoià, El Comtat i l´Alacantí
Aspe La Romana Novelda

La Guardia Civil detiene a cuatro varones por desmantelar un establecimiento hostelero en La Romana

 

  • El establecimiento, que estaba en fase de reforma, había cesado su actividad debido al golpe económico causado por el COVID-19
  • A los detenidos, según su grado de participación, se les han imputado cinco robos con fuerza en las cosas: cuatro en el establecimiento de La Romana y otro en una empresa de Novelda
  • Se han recuperado aparatos electrónicos, electrodomésticos, equipos informáticos, cajas fuertes, material de fontanería, sistemas de iluminación, mobiliario, menaje de cocina y más de 100 kilogramos de cobre

22 de mayo de 2023.- La Guardia Civil de Alicante, en el marco del Plan Nacional contra el robo de cobre, ha llevado a cabo la operación Wellnes, que ha finalizado con la detención de cuatro personas en Aspe y Novelda. Estas personas han sido vinculadas en al menos cuatro delitos de robo con fuerza en las cosas en un hotel ubicado en La Romana y otro en una empresa de Novelda. Los objetos sustraídos y los daños ocasionado se estima que ascienden a aproximadamente 50.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de marzo de este año cuando la Guardia Civil recibió una denuncia sobre tres robos con fuerza en un establecimiento hostelero en el municipio de La Romana en un lapso de tiempo de un mes, aunque el establecimiento había cesado temporalmente su actividad debido a las consecuencias de la pandemia pasada, se encontraba en fase de reformas para reanudar sus funciones.

Ante la gravedad de los hechos y con el objeto de localizar y detener a los responsables, el Equipo ROCA de la Compañía de la Guardia Civil en Ibi inició la operación Wellnes.

En la primera fase de la operación, los agentes lograron identificar a dos hombres relacionados con los robos mediante el análisis de diversas pruebas. Además, algunos de los objetos robados aparecían en una conocida plataforma de compra y venta en de artículos de segunda mano.

A medida que avanzaban las investigaciones, el establecimiento sufrió otro robo perpetrado por dos hombres diferentes a los investigados. En ese momento, los agentes, junto con sus compañeros de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Alicante, pusieron en marcha un dispositivo de búsqueda y detención de los sospechosos. Los delincuentes habían fabricado máscaras y un sistema casero para evitar la identificación de los vehículos utilizados, dificultando así la labor de los agentes.

El 10 de mayo, se llevó a cabo la explotación de la operación y se procedió a la detención de los cuatro varones españoles, de edades comprendidas entre los 39 y 45 años de edad, miembros de dos grupos y bien diferenciados, en las localidades de Novelda y Aspe. Todos ellos tenían antecedentes policiales por delitos relacionados con el patrimonio. También se pudo comprobar la participación de dos de los detenidos en otro robo con fuerza en una empresa de Novelda.

Además, se realizó un registro en un establecimiento de ocio nocturno en Aspe, propiedad de uno de los detenidos, donde se recuperaron aparatos electrónicos, electrodomésticos, equipos informáticos, cajas fuertes, material de fontanería, sistemas de iluminación, mobiliario, menaje de cocina y más de 100 kilogramos de cobre, todo ello previamente sustraído en el establecimiento perjudicado.

La colaboración del Ayuntamiento de Aspe fue necesaria para trasladar todos estos objetos a las dependencias policiales y posteriormente devolverlos a su legítimo dueño.

Los detenidos, a quienes se le han imputado cinco delitos de robos con fuerza en las cosas según su grado de participación, han sido puesto a disposición al Juzgado de Guardia e Instrucción de Novelda, que ha decretado la puesta en libertad de todos ellos con la imposición de medidas cautelares.

Con esta operación llevada a cabo dentro del Plan Nacional contra el robo de cobre, la Guardia Civil ha logrado detener a estos delincuentes que habían causado un perjuicio económico en alrededor a los 50.000 euros entre el valor de los daños causados y el valor de lo sustraído.

 

 

 

 

 


Notícies relacionades:

224